Pestañas

domingo, 23 de marzo de 2014

POTAJE DE GARBANZOS CON PRINGÁ.


Ingredientes:

-       500 grs. de garbanzos medianos secos (sin remojar), si los pesamos después de haber estado en remojo sería 1 kilo aproximadamente.

-       2 hojas de laurel.

-       1 cebolla.

-       2 dientes de ajos picaditos.

-       1/2 cucharadita de pimentón dulce de la Vera.

-       2 zanahorias cortadas en rodajas gruesas.

-       2 pimientos verdes troceados.

-       1 lata mediana de tomate natural troceado (la que venden en Mercadona de la marca Hacendado, que ya viene troceado), o dos tomates rojos cortados a daditos pequeños.

-       Sal.

-       500 grs. de carne de cerdo, la que más nos guste: costillas, jarrete o doncella, etc.

-       1 trozo de panceta fresca.

-       1 trozo de tocino fresco (si es de cerdo ibérico mejor).

-       2 chorizos.

-       1 morcilla.

-       Un majado de comino, pimienta negra en grano y un diente de ajo.

-       Agua.

-       Un poco de bicarbonato para incorporar al agua cuando pongamos los garbanzos en remojo (opcional).

Elaboración:

1.    Ponemos el día de antes los garbanzos en remojo en abundante agua, al menos unas doce horas, le podemos poner una cucharadita de bicarbonato, aunque si tenemos la certeza de que son garbanzos buenos y tiernos no es necesario. Tener en cuenta que el peso de los garbanzos se duplica después de haber estado en remojo, así que si los pesamos después es un kilo aproximadamente.

2.    Enjuagamos bien los garbanzos y tiramos el agua del remojo.

3.    En la olla ponemos el agua a calentar, cuando esté caliente incorporamos los garbanzos y el laurel, el agua debe de quedar unos dos dedos por encima de los garbanzos, dejamos a fuego medio-alto, y vamos quitando la espuma que suelta con una espumadera, mientras vamos preparando los demás ingredientes, si se van quedando sin agua añadir más pero que esté caliente.

4.    Sofreímos en una sartén con aceite de oliva la cebolla junto con el ajo y un poco de sal, cuando se hayan rehogado bien incorporamos el pimentón, le damos unas vueltas rápidas para que no se queme y agregamos a la olla donde tenemos los garbanzos.

5.    En la misma sartén con un poco de aceite rehogamos las zanahorias y los pimientos con un poco de sal, cuando estén rehogados añadimos el tomate, dejamos que sofría unos minutos e incorporamos a la olla.

6.    Añadimos a la olla la carne, panceta, tocino, y el chorizo, cerramos la olla y cuando suba el 2º anillo dejamos unos 12 minutos, dejamos que se vaya el vapor y abrimos la olla.

7.    Incorporamos el majado, la morcilla y  rectificamos de sal, cerramos otra vez la olla y una vez que suba el 2º anillo dejamos unos 6 minutos. Cuando se haya ido todo el vapor abrimos la olla.

8.    Como mi olla es muy alta y estrecha, yo llegado a este punto saco la carne, panceta, tocino, el chorizo y la morcilla y vuelco todo en una cacerola más ancha y más baja, lo pongo a fuego bajo y en el vaso de la batidora pongo un poco de caldo y dos cucharadas de garbanzos con algún trozo de zanahoria, lo bato e incorporo a la cacerola, así engordamos un poco el caldo.

9.    Vuelvo a poner toda la carne en la cacerola, dejamos un par de minutos al fuego y listo, vuelvo a repetir lo mismo que con todos los potajes de legumbres y es que considero que están mejor de un día para otro.

Notas:

-       Estos garbanzos los compré en el mercadillo que ponen los sábados en Ciudad Real, son legumbres de allí de la zona y son riquísimos.

Besitos.

 

 

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario